Como todo aspecto en mi vida, al final todo se recicla y vuelve a joderme sin aviso…

“No puedo mentir. Estoy asustada. A veces temo a que venga por mi en los muchos momentos que no hay nadie a mi alrededor. En las noches, cuando trato de descansar, suelo despertarme y ver a los lados con el corazón murmurando en pánico, calladito en gritos. Percibo la maldad en los sonidos, olores e imágenes. Me encojo como un feto y me cubro hasta parecer un capullo de mariposa de la muerte que nunca volará. Y la seguridad que no he conocido jamás, parece un bonito sueño infantil en el que me encuentro dentro de una caja sin ventanas al exterior, sin ideas aterrorizantes de lo que me espera detrás de la puerta…”
— E.E.
“Messy thoughts, messy hair, messy life.”

(vía vriginsuicides)